Terapia Focalizada en Emociones

"La Terapia Focalizada en las Emociones es una síntesis de dos enfoques en terapia de familia: el Experiencial y el Sistémico. Es el abordaje más revolucionario en el tratamiento de parejas porque se aleja del enfoque tradicional en el que se pretendía manejar o negociar el conflicto, o resolver problemas de comunicación y en su lugar, se enfoca en el análisis y profundización de las emociones vulnerables y primarias que las parejas experimentan y que los mantienen distanciados entre sí.

El poder desarrollar un vínculo seguro abrirá las puertas a la posibilidad de que la pareja pueda comunicarse más abiertamente respecto de su relación, exprese sus necesidades con mayor facilidad y demuestre mayor empatía y sensibilidad hacia su cónyuge al experimentar su cercanía física y emocional.

La TFE ayuda a las parejas a fortalecer los vínculos de apego. El tener fuertes lazos de unión significa que las parejas se sienten seguras, saben que son lo más importante para su cónyuge, son más flexibles en la solución de sus problemas, se comunican mejor, y se sienten conectadas de forma segura. La lucha de siempre se resuelve finalmente. Las paredes que los mantenían alejados el uno del otro se derrumban, y los sentimientos que los unió en un principio reviven y crecen.

Las investigaciones sobre el impacto de la TFE en el conflicto matrimonial han sido publicadas en revistas profesionales, demostrando su eficacia.

Durante los últimos 30 años muchos estudios de investigación han demostrado que el efecto de la TFE tiene un alcance muy alentador y beneficioso. La terapia ha sido muy exitosa y efectiva.

En los estudios de investigación de TFE, la mayoría de las parejas (más del 70%) mostraron un promedio de recuperación de las dificultades matrimoniales en 15-20 sesiones, y más del 90% de las parejas "mejoraron significativamente"."

 

(Sam Jinich, PhD)